Aguante los “pelotudos”

Esta semana terminé de leer Chozas, una novela que Pablo Giordano publicó en internet. Me gustó mucho la historia, la recomiendo. Pero no solamente Giordano se animó a publicar su novela en formato blog, Franco de los Santos ha subido Cicatriz y El Coto a su blog El rumiante, Genovese creó un blog especial en el que se puede leer su singular novela Marfil, alguien llamado Agustín postea todos los miércoles un capítulo de ¿Quien mató a los viejos Riveri?, Inés Pereira comparte sus maravillosas poesías con nosotros en Lazos de Seda y en varios otros blogs, Rosana Gutierrez sigue poniendo Tutiplenes en Resacas y muchos otros escritores, que no tardaré en descubrir, siguen subiendo sus textos a los blogs.

Es maravilloso que ese prejuicio absurdo sobre el soporte se vaya perdiendo y sigan apareciendo cosas interesantes para leer en formato blog. Por algún motivo, después de leer la novela de Giordano, me acordé de la frase “Ese democratismo me parece agraviante con el lector”:

Es cierto: no hay pelotudo que no tenga un blog, no menos cierto es que hay muchos de esos pelotudos que escriben bien y comparten desinteresadamente los frutos de su talento y de su esfuerzo con el mundo sin pedir nada a cambio. A todos esos pelotudos ¡GRACIAS!

Que no decaiga.
Keep Blogging!

 

UPGRADE 24/03/2010:

En el apuro obvié varios blogs de pelotudos que suben sus cuentos, poesías, novelas y ensayos a la web utilizando ese soporte. Entre ellos el mítico Mandarina de Gustavo Nielsen, en donde se pueden encontrar muchos de los cuentos que publicó en sus libros, algunos traducidos a otros idiomas.

Si vos sos uno de los pelotudos que sube sus textos a un blog, avisame y te linkeo.

  1. Anibal Fernanducho

    Muy bien, tijerita censora. No hablen de Lucía Folino, que subió dos libros de poemas publicados completos / Retablo de duelos y Acuario Plateado por la Luna, y cientos de poemas que fueron religiosamente copiados en estilo y forma por la mayoría de los escritores de poesía nacionales e internacionales.
    De todos modos, si la presentación que hizo y avergonzó el monodiscurso ofensivo por omisión de los aliados del corporativismo multimediático le costó a la Comisión de Medios CINCO horas de debate, ¿quién va a esperar que en un blogcito como este se abra la boca?
    Ni Cristo.

    Aníbal Fernanducho.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s