Diario del Mundial (XIV)

Ganamos 3 a 2, ustedes lo vieron, no hace falta decir nada respecto del partido de hoy. Todos, excepto Sanfilipo, estamos muy contentos. Ahora viene Suiza, es un poco más difícil pero no mucho. Lo que sí estaría bueno es que los miles de Ni-Ni que están en Brasil alentando a nuestra selección dejen de preguntarle a los brasileros qué se siente, primero porque a esta altura está claro que no nos lo van a decir, y segundo porque los van a terminar cagando a trompadas.

Todo gira en torno a Messi, somos tan dependientes de Messi como Brasil de Neymar. El partido de hoy contra Nigeria terminó a los 17 minutos del segundo tiempo, momento en que Messi dejó la cancha sustituido por Álvarez. A partir de ahí se jugó a otra cosa, porque su ausencia alivió a Nigeria psicológicamente y desnudó la falta de un eje alternativo en el ataque argentino. Sin dudas Messi, además de goles, puede generar ese tipo de cosas y muchas más, por eso a esta altura es, indudablemente, el mejor jugador del mundo en actividad. El gran problema es que, paradójicamente, él preferiría no ser considerado el mejor jugador del mundo. Messi no es Maradona, no le interesa ser un líder, carece de ambiciones místicas y épicas, y preferiría que el capitán del equipo fuese Mascherano, Orión o cualquier otro, le da igual. Messi sólo quiere entrenar, meter goles, hacer muchas publicidades, jugar a la Play Station con su hijo Thiago y, tal vez, coleccionar las sorpresas de los huevos kinder. No siente necesidad de aprobación y admiración porque no creció futbolísticamente, como Maradona, en un país que promueve la autocompasión y la baja autoestima. Messi no quiere igualar ni superar a Maradona, le da igual; pero la gente, el pueblo, insiste en que ese sea su destino y la razón que le da sentido a su vida. Y, además, mal que le pese, es en efecto el mejor jugador del mundo, y hoy le bastó un tiempo para demostrarlo.

Messi y un nigeriano

Apenas se lesionó Agüero pensé en Tévez, íbamos 1 a 1. Después ganamos y me olvidé. Pero queda claro que a partir de ahora, en cada partido, estará en juego la posibilidad de que este mundial sea recordado por la ausencia de Tévez o por la imagen de la madre de Mascherano contando la historia láctea de su hijo en la publicidad de La Serenísima, todo depende de si salimos campeones o no. Pero siempre queda alguien afuera que funciona como excusa si perdemos, todos nos acordamos de la ausencia de Ramón Díaz en el 90′, pero nadie se acuerda que Gareca debió estar en el plantel del 86′ en lugar de Almirón.

Nigeria pasó a octavos, es otra clasificación inmerecida, pero Bosnia e Irán lo merecían aún menos. Francia, que había sacado carnet de cuco, terminó pidiendo la hora con Ecuador que jugó con 10 hombres todo el segundo tiempo, se acabaron los cucos definitivamente. Suiza será nuestro rival de octavos, menos mal, ya estaba podrido de enfrentar a México y Alemania. Los suizos no son malos, tampoco tan buenos, por ahí tiene el nivel de los rivales que acabamos de superar, por ahí un poco más, no sé, es gente rara. Yo tengo una amiga suiza que hace mucho que no veo, se llama Claudia, quisiera apostarle algo, pero me acabo de dar cuenta que me borró de Facebook. Ecuador afuera, lástima, son mejores que Grecia. Honduras no, Honduras es malo, pero tienen dignidad. Bosnia le ganó 2 a 0 a Irán, no pude verlo, en todos los otros canales pasaban Argentina – Nigeria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s