Lecturas: Pájaros de América

Ya se sabe que este y otros libros de relatos han inscrito a Lorrie Moore entre los grandes maestros del relato corto norteamericano. Esta colección de cuentos junto a la que se titula Autoayuda siguen siendo celebradas, sin embargo a mí este libro me pareció muy inferior a otros de la autora, tal vez deposité demasiadas expectativas en este después de haber leído sus otros libros. No es que sea un libro malo, para nada, pero es muy, muy desparejo. Tiene un cuento extraordinario: Gente así es la única que hay por aquí: farfullar canónico en oncología pediátrica que es el penúltimo del libro, ese texto justifica quizás todo el libro. Hay dos cuentos que están bien, otros dos que son inexplicablemente malos y el resto de los cuentos oscilan entre lo intrascendente y lo soporífero.

Moore escribe bien, sabe crear atmósferas y personajes, pero en el 70% de estos relatos se limita a eso y nada más, parecen bosquejos de relatos prometedores pero sin pulir, textos a los que les sobran varias páginas, textos de taller literario, muy redundantes. Sin embargo la gran narradora que es Moore asoma cada tanto aún en los peores relatos, ni hablar en los buenos. Sus temas son el desconcierto, la angustia y el vacío generados por la sociedad norteamericana actual, da la sensación que hay que ser norteamericano para identificarse del todo con ese hastío.

Los relatos que más me gustaron, además de este panorama psicológico ponen en juego temas crudos, casi tabúes: el cáncer, la muerte de los hijos y cosas por el estilo, pero Moore tiene la gentileza de no caer en el lugar común de la conmiseración y el dolor, su oficio le permite dedicarse a escribir y dejar la conmoción para lector, es decir: no apela al golpe bajo para emocionar, no lo necesita. En esos relatos (3 o 4 de los 12) se ve la verdadera Moore, y éstos justifican la lectura del libro.

Se suele decir que Moore es la heredera natural de Carver y de Cheever, puede ser, talento no le falta, el problema es que no es Carver y no es Cheever, y que su época no es la de Carver y Cheever. Por eso la mejor Lorrie Moore es la que asoma en esos relatos que más se alejan de esa tradición. Personalmente defino a esta colección como un libro de tres relatos muy buenos y uno extraordinario, complementados por una serie de experimentos incompletos. Más de la mitad de los textos están de más, pero vale la pena leer los que no lo están.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s