Domingo desplazado

Es lunes, pero parece domingo. Termina el fin de semana largo y otra vez  tengo la sensación de haberlo desaprovechado. Una especie de angustia que me inquieta desde hace un par de años, pensamientos incontrolables que florecen desde el inconsciente casi todos los domingos a la noche, los últimos días de vacaciones o cada vez que la vuelta a la rutina diaria es inminente. A esto hay que sumarle el estado depresivo natural que empieza los domingos al atardecer y termina cuando me acuesto a dormir. Lo normal desde que tengo obligaciones que cumplir: la escuela, la facultad, el trabajo, el duro oficio de caretearla cuando uno está desempleado, etc. La depresión dominical, que le dicen, ligada inexorablemente a este tema de Vangelis:

Pero es esa impresión de no haber cumplido conmigo, que surge la noche de domingos y feriados, la que me preocupa. Supongo que me planteo metas demasiado exigentes para alcanzar durante mi tiempo libre. El problema básico, creo, reside en haber desligado los criterios de éxito (es decir: mis objetivos verdaderos) de mis aspiraciones laborales o profesionales, o al menos en no fijarme objetivos de esa naturaleza. Creo que ha llegado el momento de empezar a diseñarme una profesión de verdad, aunque no tenga demasiado que ver con mi formación académica y con mi título universitario. Algo que me permita ganar dinero mientras persigo objetivos que sí me importan. Quizás Buenos Aires sea el lugar ideal para empezar.

Por ahora voy a tratar de volver a bloguear.

  1. vanessa

    Si, te entiendo perfectamente. A mí me pasó ayer, estaba pasando un buen momento y simplemente me llegó el bajón. Me parece ya que el mismo cuerpo tiene en su reloj biológico esa caída. Es una cagada. A mí antes me pegaba re duro, ahora me sobrecargo de trabajo, así no puedo bajonearme, como si cuando no tuviera la cabeza ocupada fuera vulnerable de nuevo. Es que aveces es jodido mantener el lavado de cerbro todos los días. o no! jaja
    Saludos! y que bueno que vuelvas a bloguear!

    Me gusta

    • Maguila

      Es tremendo, después de los fines de semana y feriados uno debería poder volver gradualmente al laburo, dos horas el lunes, cuatro el martes y recién el miércoles ocho.

      Me gusta

  2. PabloAM

    Domingos… si, últimamente son deprimentes… pero recién ahora que tengo más obligaciones que cumplir, las siento… cuando iba al colegio, no le daba mucha importancia.
    Creo que yo también debería plantearme algunos objetivos personales, más que nada, para motivarme un poco je
    y es bueno tenemos de regreso por el mundo blogeril

    Me gusta

  3. Koba

    Hola Maguila, tanto tiempo. ¿Tratando de volver a bloguear? Ja, quién no.

    Lei un comentario tuyo en lo del Angel Eléctrico, ¿30% de descuento conseguis en librerías? ¿dónde? ¿con qué promo?
    Gracias y te mando un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s